La respuesta a ambas preguntas es NO.  Los ojos no se compran ni se venden.